Gluteoplastia

El aumento de glúteos o gluteoplastia se plantea a los efectos de realzar los glúteos e incluso quitar exceso, estirando la piel en aquellos casos en que por pérdida de peso, envejecimiento o simplemente por herencia genética se hallan visto desvirtuados de su natural contorno. Se realiza mediante la colocación de implantes de silicona o inyección de grasa extraída de otras partes del cuerpo del paciente. El resultado es un contorno de los glúteos más estético y tonificado.

El Procedimiento

En general, se lleva a cabo en forma ambulatoria. Dos opciones quirúrgicas se ofrecen con resultados realmente satisfactorios:

Aumento de Glúteos con Implantes de Silicona: El procedimiento es efectuado mediante una incisión realizada en el pliegue entre ambos glúteos (donde las cicatrices resultarán menos evidentes). El cirujano plástico crea un bolsillo submuscular o subfacial donde los implantes serán ubicados. Una vez que han sido colocados se corrobora su simetría y natural apariencia. Las incisiones son cerradas, y se aplica un vendaje de compresión. Así, esta ropa especial la compresión necesaria para reducir el malestar en el área y la hinchazón.

Aumento de Glúteos con grasa: el exceso de grasa de otras áreas del cuerpo (abdomen incluyendo, las caderas, parte posterior o los muslos) es extraído para dar forma a los glúteos. Se somete la grasa extraída por un método de liposucción a un proceso de purificación, para ser reinsertado en diversas capas de los glúteos. Este método es más natural que la alternativa de los implantes e implica el no rechazo del material colocado.

Anestesia: realizado generalmente bajo anestesia general, pero no necesariamente.
Hospitalización: procedimiento ambulatorio. Alta en el mismo día o al otro día por la mañana.
Duración: entre dos y tres horas.

Postoperatorio luego de Implantes de Glúteos

El paciente puede retirarse a las horas de realizado el procedimiento. El primer día la persona puede sentirse algo incómoda por lo cual es importante que sea acompañado en el proceso, especialmente durante la noche y durante algunos días para que sea asistido para salir de la cama y realizar algunos deberes cotidianos.

La ropa que se coloca para proporcionar compresión suficiente se quita a los dos o tres días de la cirugía. A partir de ese momento el paciente puede tomar duchas y comenzar a moverse normalmente. Los resultados pueden ser observados inmediatamente pero el aspecto de los glúteos parecerá más natural y se sentirán más suaves dentro de unos meses cuando los músculos se estiran.

Cuidados Postquirúrgicos

Se deben retomar gradualmente las actividades rutinarias. Usualmente, el paciente retorna a la normalidad a fines de la segunda semana, a excepción del ejercicio. La gimnasia, andar en bicicleta y otras actividades que impliquen mucho movimiento del área intervenida deben reanudarse luego de las seis semanas que siguen a la cirugía.

¿Hay Efectos Secundarios?

La práctica de la medicina y la cirugía no es una ciencia exacta. Aunque este tipo de operación no tenga prácticamente ningún tipo de efecto secundario entre los posibles riesgos y complicaciones se encuentran infecciones, acumulación de líquidos, cambios en la sensibilidad de la piel, decoloración de la piel y/o hinchazón, etc.

¿Qué se puede esperar de una cirugía de aumento de glúteos?

Del Transplante de Grasa:

El volumen de los glúteos aumenta en forma permanente.
Define el contorno del cuerpo, esto es así ya que al mismo tiempo que se aumenta el volumen a los glúteos, se reducen las áreas de donde la grasa es extraída.
De los Implantes de Silicona:

El volumen de las nalgas aumenta en forma permanente.
El esquema de los glúteos mejora mucho, de hecho el procedimiento realza el contorno de los mismos.